¿Estás aburrido? Entra en mi Web y disfruta (marcas entretenidas)

Viernes por la tarde, aburrido delante del ordenador sin saber qué hacer. Empiezas a bichear páginas Web, dejándote llevar. Así, como quien no quiere la cosa acabas en la Web de Mercedes y ves algo raro. Lees “Un viaje inolvidable” y crees que te están hablando de El Hobbit, pero no. Haces click y llegas a una página Web interactiva que te invita a Ayudar a Ryan a recuperar su memoria con la recompensa de participar en el sorteo de un viaje que nunca olvidarás (si queréis echar un rato y así descubrir el nuevo Mercedes GLA pinchad aquí).

mercedes_opt

Imagen VIA Mercedes-Benz

Sigue leyendo

La empresa llega a la tele

Cuando creíamos que los realities estaban ya todos inventados los americanos nos abrieron los ojos a los realities basados en empresas: “Negocios al límite”, “Tabatha te necesito”, “El Jefe”, etc. nos enseñan cómo salvar negocios que parecen imposibles.

Sigue leyendo

¡Twitter rescue me! El marketing y la panacea de las Redes Sociales

Empleado: “Jefe, las ventas han bajado un 25% este mes, no entran en nuestras tiendas                     nadie y encima tenemos menos notoriedad que un concursante eliminado en                      las audiciones a ciegas de La Voz…”

Jefe: “No te preocupes, nos hacemos un Tuter de esos y verás como nos hinchamos a             vender”

No me extrañaría que esa conversación haya existido en muchas empresas y espero que, como a mí, os dé escalofríos pensarlo. Twitter se ha puesto de moda (como lo fue Facebook) y toda empresa “moderna” que se precie debe tener uno, aunque no sepan ni cómo funciona ni para qué les puede ayudar (modo irónico ON). A estas alturas de la historia no voy a contar qué es Twitter y qué es el Microblogging, sino que directamente vamos a pasar a ver qué puede hacer Twitter por ti, siempre y cuando sepas cómo utilizarlo.

Sigue leyendo

Del melillenic y del street marketing

Luces, cámara, ¡acción! Señor Alcalde, le he dicho que levante los brazos un poquito más, que así más que Rose se parece a una cheerleader haciendo una T“.

No, no se me ha ido la cabeza, solo trato de sintetizar lo que le tuvo que decir el responsable de la pantalla gigante que ha montado Cruzcampo en la Plaza de la Constitución de Málaga con motivo del Festival de Cine Español de Málaga. No voy a entrar en el diseño del cartel (que tiene tela y del que ya ha corrido ríos de tinta), sino de las acciones de street marketing que se suelen hacer en Málaga en esta época (que parecemos hasta una ciudad importante… o no).

Sigue leyendo

Os declaro cliente y marca

La lealtad, ese objetivo empresarial (y social) tan beneficioso para la empresa y para el cliente pero tan difícil de alcanzar. Desde cualquier filosofía imperante en el marketing, pero especialmente desde el marketing de relaciones, se apela a la lealtad como uno de los elementos que ayudan a la empresa a alcanzar el éxito. ¿Por qué?

Aunque muchas empresas se empeñen en no aceptarlo, o al menos en no aplicarlo, retener a un cliente es mucho más beneficioso que captar a uno nuevo. La justificación de este hecho es fácil: es mucho más barato conseguir que alguien que ya ha consumido nuestro producto se quede con nosotros que convencer a alguien que no lo ha probado de que lo haga. Para el cliente es igualmente ventajoso ser fiel: le facilita el proceso de compra generándole seguridad, e incluso puede ser un apoyo para su creación de imagen personal ante la sociedad.

Sigue leyendo

Aparatejos que prometen cambiar nuestras vidas

Cada año nos presentan en distintas ferias muchos productos que aseguran que nos cambiarán las vidas. Parece que estamos dentro de una carrera evolutiva mucho más veloz que la vivida en el mundo natural. ¿Por qué tanta prisa para sacar nuevos productos?

Los clientes podemos ser insaciables, siempre con ganas de productos nuevos que mejoren a los anteriores. Este hecho no se debe tanto a la mejora producida en las ventajas otorgadas por los productos, sino por el propio aburrimiento que puede provocar usar durante mucho tiempo un producto y a la imagen que puede otorgar de nosotros el ser innovadores y “modernos”. Todo ello, unido a las mejoras tecnológicas y a la carrera competitiva entre empresas nos somete a la aparición continua de nuevos productos, de los cuales menos de un 10% acaba asentándose en el mercado.

Sigue leyendo

Del cómo las expectativas pueden acabar con la calidad

Cuando tenemos que establecer si un producto es de calidad debemos ser conscientes de que esa “calidad” es completamente subjetiva. Pensemos por ejemplo en un restaurante: ¿es de calidad porque la comida procede de mejores proveedores? ¿porque el camarero tiene formación en hostelería? ¿porque los cubiertos están limpios? ¿porque la decoración es actual?

Todos esos elementos son subjetivos para cada persona. Puede que lo que yo opine sobre qué es de calidad para un restaurante no tenga nada que ver con lo que otra persona opine. Yo a lo mejor me baso en el sabor de los alimentos y en el trato del personal, mientras que otro se puede centrar en la decoración y en la variedad de platos.

Sigue leyendo