Cómo tratar temas peliagudos en publicidad

En ocasiones nos toca hablar de temas incómodos. A mí me pasa en clase, cuando tengo que explicar algo que puede ir en contra de los valores de algunos de mis alumnos. Estos temas deben ser abordados, pero hay que saber cómo hacerlo. Hoy vamos a ver cómo dos empresas realizan su publicidad a pesar de que sus productos cubren necesidades consideradas como tabús: Durex y DermoVagisil.

Actualmente la publicidad se ha vuelto mucho más libre, en el sentido de que la población ve con normalidad que cada día entre el Los Simpsons y el telediario veamos un anuncio de preservativos. Hasta ahí bien. Pero ¿cómo mostrar los beneficios de un producto sin enseñar cómo se consume? Es aquí cuando las empresas de preservativos se comen la cabeza: desde efectos digitales que escenifican una relación sexual, hasta caballeros de la edad media enfundado sus espadas. Durex usó a unos perritos hechos con preservativos, recurriendo al humor. Evidentemente esta publicidad puede generar rechazo en ciertos colectivos, pero quien ve el anuncio luego se acuerda de él.

La experiencia de que te digan que tienes que hacer publicidad sobre una crema vaginal debe ser para vivirla. ¿Cómo se hace para que no quede ridícula o grotesca? No podemos recurrir a una famosa, ya que quedaría estigmatizada (nivel José Coronado con los bífidus y su tracto intestinal). No podemos mostrar una vagina irritada, y llevar el tema con humor o efectos especiales puede resultar de mal gusto. ¿Cuál es la clave? La gente se avergüenza por padecer este tipo de enfermedades, por lo que se tratan de ocultar. La única opción viable es, o mediante ordenador o dibujos mostrar como atacan a bacterias, hongos, etc., o hacer de ese problema algo natural y hacer ver que muchas personas lo sufren (en silencio). Para DermoVagisil se optó por la última opción, mostrando la conversación entre madre e hija con dicha dolencia.

Los resultados pueden ser muy diferentes y entrar dentro de la opinión personal (por ejemplo, para mí el resultado final de DermoVagisil es ridículo y empalagoso), pero en ambos casos se busca superar un tema tabú y llegar a los clientes potenciales del producto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s