Ambient, street, guerrilla… ¿qué lío no?

Cada año aparecen nuevas expresiones cuya primera o segunda palabra es marketing: que si experiential marketing, permission marketing, marketing de contenidos, marketing social, engage marketing, inbound marketing, revenue marketing…. Al final no dejan de ser formas concretas de llevar a cabo dos filosofías que, en mi opinión, las engloban a todas: el marketing de relaciones y la orientación al mercado. Mi intención es aclarar, en la medida de los posible, unos conceptos que generan mucho lío entre sí: marketing de guerrilla, street marketing y ambient marketing.

Primero hay que decir que todos los conceptos citados antes buscan lo mismo: llegar de una forma diferente a los públicos, llamarles la atención y generar una interacción. El primero que vamos a ver es el marketing de guerrilla. Es el primero porque podríamos decir que es el “padre” de los otros dos (padre en el sentido de que puede incluir sus acciones). Una guerra de guerrillas consiste en ataques realizados a pequeña escala buscando el efecto sorpresa sobre las tropas enemigas, y que no buscan ganar una batalla, sino debilitar al oponente. Por tanto, pueden realizarse a bajo coste y no deben ser demasiado frecuentes ni duraderas, ya que se perdería su efecto. Los soportes pueden ser múltiples, desde vayas a actores, pasando por bolsas, vasos, o cualquier otro elemento físico. Os dejo dos noticias de puromarketing que os pueden ayudar a entenderlo mejor (pincha aquí y aquí).

De esta forma, el street y el ambient serían dos formas concretas de marketing de guerrilla. El street incluiría una mayor interacción entre la empresa y/o su mensaje y el público al que se dirige. Se necesita una “intromisión” en la vida diaria del público que participa (involuntariamente) en ella. Suele hacer uso de actores que interactúan con el público. Por ejemplo, aquí se incluirían los múltiples flashmobs que se llevaron a cabo hace unos años. Un aspecto a tener en cuenta, que use la palabra street no quiere decir que sea obligatorio que se haga en la calle, sino que cualquier lugar público vale (estaciones de tren, facultades, centros deportivos, etc.).

El ambient es más fácil de identificar. Supone una extensión de la publicidad exterior tradicional, pero con un enfoque interactivo y sorprendente, permitiendo además que cualquier elemento urbano pase a ser un soporte publicitario. Así, papeleras, bancos, puertas, etc. se unen a las vallas, mupis, etc. tradicionales.

Según lo visto, ¿cuál de estas estrategias se realiza en el vídeo de arriba del Festival de Magia de Quebec? ¿y en el que pongo a continuación de Regalamemoria? El primero es un ambient y el segundo un street.

PD: os vais a encontrar de todo en la Web, mezclando unos conceptos con otros. En esta entrada trato de dar mi opinión de cómo se diferencian unas estrategias de otras, pero veréis que existen otras opiniones. De todas formas los nombres en la calle importan poco mientras sepáis cuál es el objetivo general de todas estas estrategias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s