Cuando una marca se convierte en tu archienemigo

¿Cuántas veces os ha pasado que le habéis cogido una manía tremenda a una empresa o marca por una mala experiencia con ella? ¿y cuántas veces la manía viene provocada simplemente por el carácter que tiene esa marca? No os sintáis extraños, lo que sentís tiene hasta nombre: anti branding.

Todos tenemos a ciertas marcas en un pedestal: pueden hacer lo que quieran pero siempre le seremos fieles. ¿Por qué? Pues porque hemos conectado con ellas a un nivel más profundo, sintiéndolas como parte de nosotros, ayudándonos a expresar a otros cómo somos. Esto es muy visible con productos de la marca Apple, o con marcas de ropa, o con marcas de coches.

Sigue leyendo

Anuncios